DESDE LA VENTA DEL PROYECTO, LAS CONSTRUCTORAS PUEDEN AFECTAR LA CONVIVENCIA DENTRO DE LAS COPROPIEDADES

Para nadie es un secreto que una de las felicidades más grandes de cualquier ser humano es cumplir el sueño de adquirir vivienda propia, en la actualidad el proceso aparentemente es relativamente sencillo, los compradores de vivienda, ilusionados se enamoran del apartamento modelo, revisan el sector verifican elementos como vías de acceso, colegios cerca, rutas hacia el trabajo, número de habitaciones, como decorar su vivienda con las últimas tendencias de la moda, pero la verdad es que realmente no sabemos comprar inmuebles.

Este tema es demasiado relevante, y no se podrá abordar en un solo post, pero si quisiéramos referirnos al proceso de venta de los proyectos inmobiliarios y la importancia de corroborar que lo que indican los vendendores del proyecto sí se ajusta a la realidad del conjunto y unidad privada, ya que en ocasiones por vender más generan información errada, que con el paso del tiempo afecta a los compradores ya que se sienten engañados, y dentro de las asambleas un sin sabor que se deriva en problemas de convivencia convirtiendo a la casa de los sueños, en la artífice de sus mayores pesadillas.

Lo primero que usted debe conocer es que el Estatuto del consumidor, ley 1480 de 2011 tambien cobija a las constructoras y promotores de ventas de unidades inmobiliarias bajo el régimen de propiedad horizontal, al respecto se encuentran obligados a cumplir con el articulo 23, el cual sostiene:

Artículo 23. Información mínima y responsabilidad. Los proveedores y productores deberán suministrar a los consumidores información, clara, veraz, suficiente, oportuna, verificable, comprensible, precisa e idónea sobre los productos que ofrezcan y, sin perjuicio de lo señalado para los productos defectuosos, serán responsables de todo daño que sea consecuencia de la inadecuada o insuficiente información. En todos los casos la información mínima debe estar en castellano.”.

Que además, se encuentra prohibida la publicidad engañosa,

tal cualArtículo 30. Prohibiciones y responsabilidad. Está prohibida la publicidad engañosa.”.

 El anunciante será responsable de los perjuicios que cause la publicidad engañosa. El medio de comunicación será responsable solidariamente solo si se comprueba dolo o culpa grave. En los casos en que el anunciante no cumpla con las condiciones objetivas anunciadas en la publicidad, sin perjuicio de las sanciones administrativas a que haya lugar, deberá responder frente al consumidor por los daños y perjuicios causados.

Y que de incumplir con el Estatuto del consumidor, la Superintendencia de Industria y Comercio mediante La Dirección de Investigaciones de Protección al Consumidor podrá iniciar las investigación respectiva e imponer las multas a las cuales haya lugar luego de surtirse un debido proceso,

Es el caso de constructora VAVILCO, la cual fue multada en primera instancia por un valor de SEISCIENTOS DIECISÉIS MILLONES DE PESOS ($616.000.000.oo) a VAVILCO LTDA., por anunciar en forma engañosa como áreas comunes de un conjunto cerrado, zonas de cesión que pertenecen al Distrito Capital.

Durante el proceso la  Superintendencia  comprobó que VAVILCO LTDA anunciaba en la publicidad del proyecto habitacional BRANTEVILLA BOSQUE RESIDENCIAL que áreas como el Putting Green de golf, canchas de tenis y el sendero de trote hacían parte de las áreas comunes del conjunto cerrado, cuando en realidad se trataba de zonas de cesión que pertenecen al Distrito Capital, siendo de público disfrute.

Razón por la cual también ordeno a la constructora corregir la publicidad del conjunto BOSQUE RESIDENCIAL BRANTEVILLA, en este tenor La sanción se impuso para proteger el patrimonio de los consumidores y su derecho a recibir información veraz, completa y oportuna. (vea el extracto de la noticia aquí)

¿y que debo hacer?

Pero para evitarse este sin sabor, y sabiendo que en ocasiones las constructoras ( no todas hacemos la aclaración) utilizan engaños para hacer más atractivos sus proyectos, es importante que usted también asuma su carga de Sagacidad, es decir usted deberá actuar con astucia, procurando su total satisfacción en la compra que planea realizar.

Usted tiene derecho a verificar que el proyecto que se está vendiendo se ajuste a las licencias y permisos otorgados por la autoridad competente.

Podrá acceder a la licencia de urbanización, y además a los planos para verificar que eso que se ve tan lindo en la maqueta, y en los vídeos 3D realmente se ajuste a los permisos y licencias que avalan el proyecto.

Evítese un dolor de cabeza, que no le metan gato por liebre, y el mejor consejo que podemos darle ante la compra de su inmueble es sin duda “NO TRAGUE ENTERO.”

Un abrazo fraterno

DIANA CAROLINA RUIZ

Anuncios